Spinning ¿Qué es?

Aunque se llamen así, no todas las clases de ciclismo indoor son de Spinning, ya que éste es el nombre de un sistema registrado y creado en USA. Para saber por qué es el método de mayor éxito en todo el mundo, nuestra experta en fitness ha probado una auténtica sesión de Spinning.

Spinning es el un revolucionario programa de entrenamiento sobre bicicleta estática creado por Johnny G., competidor en la Race Across America, triatleta mundial y entrenador personal en Los Ángeles.
¿Has probado una clase de spinning?

Este programa de desarrollo personal ha conquistado a miles de practicantes y tiene más de 100.000 instructores certificados en todo el mundo. Italia, con una gran tradición ciclista, es el país donde más se practica, incluso más que en USA, y es el programa número uno de entrenamiento en los gimnasios.

El Spinning no es una disciplina competitiva, está adaptado a cada nivel de preparación física, supone un entrenamiento cardiovascular eficaz, y es una divertida actividad en grupo y de superación personal.

El auténtico Spinning, con millones de seguidores en todo el mundo, basa su éxito en tres pilares fundamentales: la marca Spinning, tan conocida que se ha convertido en el nombre genérico de esta actividad; la formación exclusiva a los monitores por parte de Spinning; y la bicicleta -la Spin bike-, diseñada por el propio Johnny G.

Desafío virtual
Una clase de Spinning es un desafío virtual en bicicleta que incluye diferentes "recorridos" al ritmo de una música súper motivante que ayuda a los participantes a interpretar los cambios de ritmo. Los alumnos son guiados constantemente por el instructor, que debe estar certificado en el sistema Spinning.

La fuerza del programa está en su capacidad de adaptarse a los requisitos de los alumnos, que lo utilizan para su propia preparación física y mental. El ritmo de la música ayuda a controlar la regularidad del pedaleo, favorece la concentración y permite controlar la intensidad del entrenamiento.

El principal objetivo del programa Spinning es conseguir una mejora general de la condición física y mental de quien lo práctica, llegando a una conexión entre la mente y el cuerpo que permite obtener el máximo beneficio de la actividad física. Spinning es la antítesis del entrenamiento con máquinas, con las que se puede ver la televisión, navegar por Internet o escuchar los walkman mientras se utilizan. Haciendo Spinning conseguirás fusionar cuerpo y mente a través del entrenamiento.


El objetivo es potenciar el cuerpo y la mente al mismo tiempo y proporcionar una condición física, mental y emocional armónica

La filosofía Spinning
Johnny Golberg desarrolló este programa de entrenamiento partiendo del objetivo de potenciar el cuerpo y la mente al mismo tiempo, lo que proporciona una condición física, mental y emocional armónica. Según este atleta, cuando únicamente nos concentramos en la condición física terminamos por descuidar los otros componentes, creando un desequilibrio que hace a menudo inútiles nuestros esfuerzos por mejorar nuestro estado de salud o por obtener una mejor condición deportiva.

”Mi meta es estimular al ser humano para encontrar al campeón que lleva dentro, no necesariamente para la competición, como otros programas de entrenamiento, sino para encontrar un equilibrio interno”,dice Johnny G. Según su creador, “esto es lo que hace que el Spinning sea extraordinario”.

Según Johnny G. cada uno ha de encontrar la manera de entrenarse, no existe ninguna norma absoluta que indique cuán alto o bajo debe ser el ritmo cardíaco, cada individuo debe llegar a saber cuándo pedalear más rápido o más lento. Spinning permite que cualquier persona pueda no sólo seguir una clase, sino sacarle el máximo rendimiento a la vez que disfruta de toda una experiencia.

En Spinning el instructor es un entrenador, y no un líder, que ayuda a los alumnos a conseguir sus objetivos. En Spinning se busca, ante todo el disfrute del alumno, no todas las clases tienen que ser duras para ser efectivas, se puede simplemente realizar un relajante paseo en bici.



Así es una clase
Las sesiones de Spinning duran 45 minutos. De éstos, entre 5 y 10 minutos se dedican al calentamiento, unos 25 o 30 minutos a la fase de trabajo, y los últimos 5-10 minutos a la bajada de pulsaciones y estiramientos de los músculos que se han trabajado.
En Spinning se trabajan cinco zonas de energía: recuperación, fondo, fuerza, intervalos y día de carrera. El instructor dedica cada sesión a un tipo de trabajo diferente para ir preparando a los alumnos para el día de la carrera, una sesión especial en la que todos se marcan un gran reto, recogen los frutos de su entrenamiento y, sobre todo, se sienten auténticos campeones.

Cada participante puede marcar su propia resistencia y ritmo hasta llegar al máximo disfrute en cuanto a sensaciones y concentración mental. Los instructores de spinning, a diferencia de los de otros programas, planifican al milímetro el entrenamiento de sus alumnos: 3 días de spinning semanales, 48 semanas al año y cada clase con un perfil determinado que incluso comunican a los clientes antes de la sesión.

Las clases de Spinning son aptas para público de todas las edades. Lo importante es que la clase se realice según la forma física y características de cada alumno. Para ello, el monitor siempre estará pendiente de cada participante para ayudarle a cumplir sus objetivos personales, pero la regla de oro es saber hasta dónde podemos llegar nosotros mismos.

Según Robbie Ambrosini, Director Técnico del Programa Spinning en España, lo que diferencia al método spinning de otro tipo de sistemas de ciclo indoor es que “se trabaja de una forma segura y efectiva para el cliente, no buscamos machacarle en clase sino hacer que trabaje de una forma segura para su corazón”. “Spinning es el único sistema de cycling en el que se utilizan pulsómetros para controlar la frecuencia cardíaca de los alumnos durante la sesión”, dice.



Efectos en tu cuerpo
Las clases de ciclo indoor son las nº 1 en el ranking de actividades quemacalorías y tienen fama de ser las más duras. Por algo es obligatorio ir a clase con toalla y botella de agua, ya que se empieza a sudar desde el primer pedaleo. Carlos Fuentes, máster instructor de Spinning, recomienda a sus alumnos beber un litro de agua en una hora, “20 minutos antes de la sesión hay que beber un cuarto de litro de líquido, durante la clase pequeños tragos cada cinco minutos, y seguir hidratándose después de la sesión”, dice. “Esto es fundamental para mantener un correcto flujo sanguíneo durante la clase; si no bebemos líquidos la sangre se espesa, se ralentiza nuestro entrenamiento y puede ser peligroso para nuestro corazón”, explica.
La actividad es tan fácil que siempre se realiza muchísimo ejercicio y se tiene la sensación de haber entrenado intensamente. El sistema Spinning está pensado al milímetro para ser tan eficaz como seguro para los alumnos. Si eres principiante siempre realizarás una clase de iniciación aunque el resto de participantes sean expertos.

Spinning trabaja en diferentes frecuencias cardíacas que los instructores llaman “sensaciones”, lo que permite mejorar la estructura muscular y a la vez aumentar la quema de grasas. El ciclo indoor es el deporte donde más calorías se pueden llegar a quemar en un movimiento non Impact. En una sesion de 60 minutos de Spinning una mujer puede perder hasta 600 calorías y un hombre hasta 800.

A los cuatro meses de entrenamiento básico, entendiendo ya las técnicas y sensaciones Spinning, el usuario empieza a trabajar con pulsómetro. Bajo un sistema de periodización del entrenamiento, cada participante logra sus objetivos: mejorar el sistema cardiovascular, perder peso, mejoramiento del fondo o aumento de la actividad metábolica. Spinning también ofrece programas especiales para determinados sectores de la población: rehabilitación, problemas cardíacos, obesidad, jóvenes, tercera edad y otros.

Con el spinning se mejora la actividad metábolica

Design konnio.com

eXTReMe Tracker